642 días 9032km

miércoles, 30 de marzo de 2011

Mis primeras pedaladas urbanas: El día que empecé a usar la bici por la ciudad

La primavera  había empezado hacía una semana, era finales de marzo de 2010, llevaba desde septiembre  utilizando el metro , pagando  treinta y un euros por ir  en un vagón viendo caras serias, tías buenas a las que no hablas, personas de todo tipo y condición, cada uno a lo suyo,  los  típicos que escuchaban música llevaban los cascos puestos, otros iban leyendo, otros como yo iban pensando que pensarían los demás en ese momento.
Dos días antes  un drogata  que estaba mendigando por el vagón que yo iba  se cayó encima mía desplomado, y en ese día que iba yo pensando en los que me rodeaban, criticándoles para mis adentros en la esquina del último vagón de un metro de la línea dos,  cuando la maquina se encontraba entre las estaciones de Santo Domingo y Noviciado, la multitud de los pasajeros empezaron a apretarse todos contra mi, yo sorprendido, intenté sacar la cabeza por encima de la multitud para ver que pasaba, todos miraban al centro del vagón, entre todos los altos y cabezones conseguí ver como dos individuos estaban enzarzados en una pelea.

Nadie accionó la palanca de  emergencia, y menos yo que era el más protegido en ese momento, el vagón paró en Noviciado y salió todo el mundo menos yo y los individuos conflictivos,  si, la verdad es que muy pocas cosas han conseguido cambiar mi rutina, todos los días  iba en el mismo vagón y en la misma esquina ,  pero eso fue la gota que  colmo el vaso, pude aguantar ir dando tumbos  por el vagón por que no había barras en la parte trasera del vagón, pude aguantar huelgas, averías en las estaciones, metros que tardaban hasta quince minutos, un mendigo encima, malos olores,  y algo más, pero peleas no,  el 31 de marzo de 2010 fue el último día que cogí el metro.

El día uno de abril empecé, con un poco de miedo, con un poco de vergüenza, pero con decisión,
me compré la pitón, el chaleco, un candado mas pequeño, una cinta para el tobillo, y cogí el viejo casco de mi padre.
Comencé yendo por la acera, por que tenía algo de miedo, y por recomendación de mis padres, que se oponían a  la bicicleta.
La verdad es que era bastante más liberador ir en bici que en metro, algunas personas me miraban con desagrado, otras con cara de estrañados, yo iba sonriente.
Descubrí que en la bici  llegaba antes que en metro, osea que si metro de Madrid vuela yo debo ser un cohete ¿no? .
La acera estaba bien para empezar, y coger algo de confianza y de sabiduría, pero dos meses mas adelante , sin querer y de forma accidental di un buen empujón a un señor por Gran Vía, fue tal la vergüenza que pasé que no lo dudé , desde ese día por carretera.
Al principio iba pegadito a la derecha y con mucho miedo, por lo que los coches se aprovechaban y me  adelantaban pegándose a mi en vez de utilizar el carril contiguo.
Así que con el tiempo he empezado a ceñirme a la línea de mi izquierda y he conseguido un poco mas de autoridad en el asfalto, aun así sigo siendo el que saldría perdiendo si un coche me toca, por lo que si se pegan mucho me separo o freno.
El próximo viernes se cumple un año, un año desde que soy libre , desde que me siento mejor, desde que sigo el movimiento, desde que me siento revolucionario, desde que  aconsejo ir en bici.
Los resultados de este año en bici son espectaculares, soy mas alegre, me enfado menos, me libero mas, estoy en una forma esplendida, hago mas amigos y en general soy otro.
Esta semana en vez de ir solo voy a ir con un compañero de clase que después de verme un año montado en bici se ha unido al movimiento, y a decidido usar la bici, desde aquí ¡¡enhorabuena Daniel!!.

Se ve que  como un loco como yo haciendo las locuras que hago  he sobrevivido un año en bici, pues un tío algo mas prudente  se anima  y prueba también.
Desde aquí os invito a todos a  montaros sobre la bici , a sentiros diferentes , a ser revolucionarios con vosotros mismos y con la ciudad, digo lo de vosotros mismos, por que  muchas personas de las que me rodean se ponen excusas o ven cosas negativas en la bici, pero tiene mas cosas positivas que negativas(mirar columna de la derecha).
Posdata: Me gustaría que alguien me felicitase por  este año sobre la bici que haré el uno de abril.

jueves, 10 de marzo de 2011

MIS HEROES

I-ALVARO NEIL, MAS CONOCIDO COMO BICICLOWN
Salió en el año 2001 de Oviedo, con el propósito de dar la vuelta al mundo en diez años, con la idea de recorrer muchos caminos, hoy está en Kumamoto Japón, ha hecho 86305 km. en 2302 días, ha recorrido toda África , Sudamérica y Asia hasta Japón todo un hito, pero la proeza de Álvaro no acaba ahí, en sus innumerables paradas y sitios que visita, hace reír a niños de todo el mundo, es payaso ambulante, un nómada en bicicleta.



Se costea su loca aventura con proveedores, espectáculos  y con donativos de todo el mundo.
Hizo lo que muchos hoy deseamos hacer , dejar el trabajo, la novia y la familia y salir a ver mundo, en la mayor libertad, se comunica con ellos por ordenador o móvil cada vez que puede.

De vuelta al asfalto

Hacía ya dos semanas que dejé la bici en el taller, se había desengrasado los ejes , y quitar y poner las jodidas bolitas es un trabajo de chinos, así que la dejé en ciclos corredor, la tienda en la que siempre había confiado,  pero dos semanas a sido mucho tiempo, todo ese tiempo viajando en metro no me ha hecho mucha gracia, por eso os aconsejo más la tienda karacol sport  de Atocha, son mas profesionales, y tardan menos.

  Hasta he perdido peso  y resistencia, aun así  volver es gratificante , la bici iba mejor que nunca, además no se por que, pero  he visto mas ciclistas que nunca, se ve que esta cuajando el movimiento.